Realiza tu Consulta de Tarot

miércoles, 20 de abril de 2016

La Astrología: Ciencia antigua

ASTROLOGÍA

Mundo moderno y Sabiduría antigua. Parte 8.


Constelaciones del Zodíaco
Constelaciones del Zodíaco


En dos entradas anteriores del blog :
ya hablamos y mucho sobre los ancestrales conocimientos que las antiguas civilizaciones tenía sobre la Astronomía.
Al igual que la Química y al Alquimia (ver entrada aquí) han ido de la mano en algunas partes de su recorrido, casi lo mismo puede decirse sobre la prima-hermana de la Astronomía a la que hoy vamos a referirnos: la Astrología.

Vamos a dejar (temporalmente) de lado todo lo relacionado con su uso para la adivinación del futuro, y vamos a centrarnos en aspectos más cuantificables y científicamente demostrables.

Los antiguos mayas llamaban a la constelación de Escorpión por el mismo nombre que nosotros.
El signo zodiacal de Acuario era conocido en México como Tlaloc, el Señor de las lluvias. Nuestro Aries se corresponde con el signo chino del Carnero, Tauro con el Buey, y Sagitario con el Caballo.
Orión o el Cazador de Babilonia, Grecia o Egipto, tiene un nombre similar en China: el Cazador de la cacería de otoño.


El Zodíaco
El Zodíaco



Basta pararse un momento a reflexionar que únicamente mediante el esfuerzo de la imaginación podemos hallar una relación entre la disposición de las estrellas y la figura gráfica que les hacemos representar, y resulta que esto mismo hicieron hombres de muchas partes del mundo y en distintas épocas, con unos resultados muy parecidos.

Las semejanzas de los nombres de las constelaciones entre China y América Central son aún más sorprendentes. Para los aztecas el calendario tiene los días del Lagarto, la Serpiente, el Conejo, el Perro y el Mono. El calendario chino-tibetano tiene, respectivamente los años del Dragón, la Serpiente, el Conejo, el Perro y el Mono.

Mientras Pitágoras y sus discípulos estudiaban las estrellas alguien oyó la “Música de las esferas”. Según Pitágoras todas las estrellas están vivas y albergan inteligencia. Consideraba metafóricamente al Universo como una gran lira con numerosas cuerdas, que eran las que producían esta Música de las esferas.
Casi al mismo tiempo en otra parte del mundo, los taoístas aseguraban que “Todo lo que existe, existe en el espacio, y todo lo que está en el espacio tiene un sonido”.
Actualmente sabemos que las estrellas y planetas son fuentes de emisiones de radio.

Pitágoras también nos legó la escala musical. Midiendo la longitud de las cuerdas y escuchando el sonido producido por ellas al pulsarlas, descubrió una relación matemática.
La escuela pitagórica asevera que los planetas se desplazan de una manera ordenada y que sus distancias hasta el “fuego central” guardan la misma proporción que los intervalos en la escala diatónica musical.
A finales del siglo XVIII la ciencia oficial llegó a unos cálculos muy parecidos a los antiguos mediante la Ley de Bode. Según la misma si se suma el número 4 al 0, 3, 6, 12, 24, etc., y el resultado final se divide por 10 tenemos las distancias aproximadas de cada planeta al Sol, partiendo de la base de que la distancia Tierra-Sol es igual a 1.

Mercurio: 0+4 = 4 / 10 = 0,4 según la Ley de Bode. La distancia real es de 0,39
Venus: 3+4 = 7 / 10 = 0,7. La distancia real es de 0,72
La Tierra: 6+4 = 10 / 10 = 1. La distancia real es de 1
Marte: 12+4 = 16 / 10 = 1,6 La distancia real es de 1,51
Etcétera
Ley de Bode
Ley de Bode


Aquí tenemos un ejemplo más de cómo los sabios ancestrales ya conocían lo que posteriormente se ha considerado como un nuevo descubrimiento de la Ciencia.

A lo largo de los siglos, la Astronomía ha estado ligada a la Astrología, que podemos definir como el arte de conocer la influencia de los cuerpos celestes sobre la Tierra y sobre las personas.
Las ciencias antiguas de la Alquimia y la Astrología no se libraron de las supersticiones y las distorsiones a lo largo de los años. La Astrología es definida por la Ciencia actual como un tipo de Astronomía primitiva, pero extrapolar de ahí el poder prever el futuro ha sido considerado por los sabios como una falacia.


Manchas solares
Manchas solares



A mediados del siglo XX ningún científico que se preciara de serlo habría creído que la actividad de las manchas solares podría producir por ejemplo una invasión de langostas en el Sudeste de Asia. Semejante correlación entre las manchas solares y los insectos habría sido totalmente hilarante para los próceres del conocimiento moderno.
Observaciones realizadas en décadas pasadas han establecido que existe una coincidencia entre las invasiones de langosta y la actividad solar. Gracias a eso, si los gobiernos así lo quieren, se pueden adoptar medidas apropiadas antes de que llegue la plaga.

Los científicos serios están empezando a reconocer la influencia de las energías del espacio en los fenómenos terrestres.
W. R. Corliss escribe en su obra Misterios del Universo: “Más extraña todavía es la observación de que la máxima actividad de las machas solares coincidió históricamente con la Revolución francesa y con la rusa, con las dos guerras mundiales y con el conflicto coreano”.

R. P. Romanchuk, astrónomo de la antigua U.R.S.S., enunció que las llamadas “cuadraturas” y “conjunciones” de la Astrología tienen una base científica, ya que son las posiciones del Sol, Júpiter y Saturno las que determinan la actividad de las manchas solares.

El cosmonauta también soviético A. A. Leonoff, y el doctor V.I. Lebedeff escribieron: “El número de accidentes de automóvil se cuadruplica dos días después de las fulguraciones solares, en comparación con los días en los que el Sol está en calma”. Su estudio también apuntó que los suicidios aumentan de cuatro a cinco veces por encima de lo normal durante los períodos de actividad solar.

Vemos pues coincidencias entre las energías solares y planetarias y los acontecimientos de la Tierra. La Astrología expone que las estrellas influyen en nuestro comportamiento y en nuestras vidas, y parece ser que no es algo tan descabellado como mucha gente suponía.

En eras pasadas incluso el gran Newton creyó que la Astrología era una ciencia.

Nos hemos limitado a exponer algunos hechos y citas científicas de fuentes serias. Las conclusiones que a partir de todos estos datos quiera sacar cada uno, pertenecen a lo personal y no vamos a entrar en eso.


Bibliografía:
La conexión cósmica - Carl Sagan
Alquimia - Titus Burckhardt
Astronaves en la Prehistoria – Peter Kolosimo
El Mago - John Fowles
El Gran Arte de La Alquimia - Jacques Sadoul
El Mensaje Oculto de La Esfinge - Colin Wilson
Enigmas Arqueológicos - Luc Burgin
Enigmas Sin Resolver – Iker Jiménez
La Arqueología Misteriosa - Michel Claude Touchard
Profeta del Pasado - Erich Von Daniken
Shambhala - Andrew Tomas
Stonehenge - Fernand Niel
Enigmas De La Historia - Taylor Jeremy
El retorno de los brujos – L. Pauwels y J. Bergier
Recuerdos del futuro - Erich von Daniken
Dioses, tumbas y sabios – C.W. Ceram


lunes, 18 de abril de 2016

El Oráculo del I Ching: La Paz Mental

El mensaje de la semana a través del I CHING: La Paz de la Mente, el reposo (52)

Los trigramas superior e inferior representan la Montaña que simboliza el descanso, la meditación, lo que perdura, lo que limita.


En la imagen vemos, desde una montaña nevada más elevada, otras montañas más bajas que ella y al fondo tras un valle la vista nos muestra una serie de cordilleras asemejando a un mar de tierra. El cielo despejado con una luz que parece ser de tarde, le confiere un tono anaranjado a las nubes.

Si estuviéramos en ese lugar, justo en la cima de la montaña comprenderíamos lo que significa la estabilidad y la quietud.

Sólo si hay viento y las nubes se mueven percibiremos con ese desplazamiento que la vida y el tiempo continúa a pesar de estar nosotros parados.

El ritmo de vida actual en las ciudades e incluso en algunos pueblos grandes y bastante industrializados, nos impide percibir realmente el entorno, el cambio entre estaciones y la actividad de la Naturaleza. Las prisas nos impiden disfrutar de lo que realmente es la vida.
Nos movemos generalmente por impulsos, con el tiempo programado como autómatas, sin salirnos de la lista de tareas, ni siquiera para mirar a lo lejos, respirar y ser conscientes de que estamos vivos.

En medio de todo este bullicio, en ocasiones tenemos la necesidad imperiosa de parar, pero ¡hay tantas veces en las que no somos conscientes de ello!, que al final es el cuerpo o la mente el que decide tomarse un descanso de manera forzada, como diciéndonos, “si tu no paras lo haré yo”.

La montaña nos invita a detenernos, sentarnos o tumbarnos sobre su roca o tierra, caliente por el sol, cerrar los ojos, respirar y escuchar cómo pasan las nubes.

Ese acto es meditar, retirarnos del ruido, no pensar y descansar conscientes de nuestro propio ser.
Nuestra mente puede ser un poderoso aliado o un gran enemigo.

Ante pensamientos alegres, el pensamiento trata de aferrarse a ellos, a reforzarlos, para que en cierto modo nos hagan sentir bien. Por el contrario cuando las ideas que bullen en nuestro interior son negativas o el sentimiento que nos producen es doloroso, nuestra mente trata de suprimirlos a la fuerza o de buscar responsabilidades y culpas fuera de ellos.

Sea como sea nuestra mente traza estrategias según lo que le convenga en ese momento.

Pararse, meditar, es ser conscientes de todo lo que bulle en nuestra mente y vaciarla.

Todos esos pensamientos que nos bombardean sólo hacen que distraernos de lo verdaderamente importante, que es estar en contacto con nuestra esencia más pura, ya que cuando nos escuchamos y estamos en contacto con nuestro auténtico ser es  cuando podemos ser conscientes de la vida, del momento presente, de nosotros mismos y así liberarnos de esas dificultades o barreras que genera nuestra mente y que nos hace incapaces de centrar la atención en lo importante.


Meditar, aquietar la mente, debería ser tan sencillo como respirar, algo que hacemos de forma natural, sin que nos llevara esfuerzos frustrantes por conseguir esa calma de mente y espíritu.

viernes, 15 de abril de 2016

La Tirada de la Pirámide (Parte 2)

Ejemplo de interpretación paso a paso de la consulta realizada por una mujer utilizando la Tirada de la Pirámide y el Tarot de los Druidas.

Tirada de la Pirámide
Tirada de la Pirámide con el Tarot de los Druidas






















1. Pasado: El Colgado (invertido)
La consultante, seguramente una mujer por la Sacerdotisa, ha visto cómo se retrasaban sus planes con respecto a una antigua solicitud que con toda posibilidad será atendida (Sacerdotisa y Juicio)

2. Entorno: El Emperador (invertido)
El Emperador invertido junto con la Sacerdotisa que aparece a continuación en la tirada confirma que la consultante es una mujer que está sentimentalmente relacionada con un hombre dominante y que ejerce una fuerte presión sobre ella, impidiéndola avanzar (la Torre justo encima).

3. Factores predominantes: La Sacerdotisa
Este arcano nos confirma que la consultante es una mujer inteligente que desde hace tiempo aspira a una beca de estudios (por la presencia del Juicio a continuación), posiblemente fuera de la ciudad donde vive (el Carro). Pero su relación sentimental con un hombre ególatra la hace dudar justo cuando parece que finalmente está a punto de conseguir que la den la beca (Juicio y Sacerdotisa).

4. Presente: El Juicio
La consultante ha logrado una beca en otra ciudad después de mucho esfuerzo y tiempo (Colgado invertido con la Sacerdotisa), aunque en ahora mismo parece incapaz de decidirse a aceptarla debido a la dependencia emocional que tiene hacia un hombre, casi un tirano, que la mantiene dominada (Emperador invertido). En su fuero interno la consultante sabe que es una decisión muy importante para su vida, y esto ha motivado la consulta al Tarot.

5. Obstáculos: La Torre (invertida)
Si la consultante acepta la beca, deberá mudarse a otra ciudad diferente y dejar atrás la vida que lleva ahora, y muy especialmente a su compañero sentimental, que parece estar obligándola a elegir entre él y su desarrollo profesional (Emperador invertido debajo de la Torre).

6. Imprevistos: La Rueda
La obtención de la beca ha sido algo totalmente imprevisto, puesto que hacía ya mucho tiempo que la había pedido y la creía ya denegada. El destino se ha manifestado de forma sorpresiva, pero al mismo tiempo muy favorablemente para nuestra consultante (Rueda y Muerte). Los cambios que anuncia la Rueda traen consigo una gran oportunidad, y suavizan la negatividad de los arcanos del Emperador invertido y la Torre.

7. Ayudas: La Muerte
El giro de ciento ochenta grados que va a dar la vida de la consultante, es de hecho una bendición para ella, aunque aparezca aquí de forma disfrazada con la Muerte. Este cambio la permitirá romper con la relación tóxica que mantiene actualmente (Emperador invertido) a pesar de que ella en un principio se resiste al cambio (Hermitaño). El tomar las riendas de su vida la devolverá la confianza perdida (Mago) y le permitirá iniciar una nueva vida lejos de la actual (Carro).

8. Primera solución: El Mago
La primera posibilidad que el ofrece la tirada es la de aceptar la beca y mudarse a otra ciudad. Para hacerlo la consultante deberá tener fe en sí misma y en sus capacidades, y romper con su pareja (Emperador invertido y Muerte), confiando en que el destino la traerá un futuro mejor (Rueda).

9. Segunda solución: El Hermitaño
La segunda solución que le ofrece el Tarot a nuestra consultante es esperar sin actuar y no aceptar la beca que la llevaría a otra ciudad y a un futuro mejor. Ahora bien, el arcano siguiente (Carro) contradice esta posibilidad, ya que indica movimiento. También hay que tener en cuenta que los Arcanos presentes en las posiciones 5 (Obstáculos), 6 (Imprevistos) y 7 (Ayudas) auguran cambios, por lo que no parece que esta segunda solución sea la más deseable.

10. Decisión final: El Carro
La solución a las dudas de la consultante pasa por un viaje que traerá éxito. El Carro inclina la balanza hacia la solución presentada por el Mago, lo que implica actuar y adaptarse a los cambios, asimilando de buen grado lo que la depara el destino (Rueda) y dejando en su pasado su situación actual (Torre y Muerte)

Conclusión:

La consultante ha realizado su pregunta después de que la concedieran una beca, esto conlleva cambiar su lugar de residencia a una nueva ciudad. Lleva mucho tiempo esperando estas noticias, y le costó mucho poder conseguirla. La amenaza de su pareja sentimental de romper con ella, junto con la gran transformación interna que significaría empezar una nueva vida, la hacen dudar de si es mejor no aceptar la beca, y quedarse tal y como está renunciando a sus expectativas. El consejo que el Tarot da a la consultante es aceptar la beca y dejarse llevar por su destino, que aparece con un horizonte lleno de éxitos.


miércoles, 13 de abril de 2016

La Tirada de la Pirámide (Parte 1)

Esta tirada está especialmente indicada cuando no sabemos qué decisión tomar ante un problema. También nos da información sobre los obstáculos y ayudas que nos encontraremos en el camino.

Gran Pirámide de Keops
Gran Pirámide de Keops


La pirámide es uno de los monumentos más misteriosos e impresionantes que se han construido en la historia. Sea verdaderamente un monumento funerario, un templo iniciático o tan solo un ornamento arquitectónico, su imagen siempre ha atraído tanto a iniciados como a legos, a artistas y a eruditos.
El paulatino ascenso que se hace en esta tirada nos lleva hacia la respuesta a la pregunta del consultante.
En la primera fila encontramos el tiempo y los factores determinantes. En la segunda los elementos que influyen de una forma y otra. En la tercera dos posibles caminos a elegir. En la cima de la pirámide encontramos finalmente la dirección correcta.

Tirada de la Pirámide
Tirada de la Pirámide


Posición 1: Pasado
El arcano de esta primera posición nos indica cuáles han sido en el pasado los acontecimientos más importantes con respecto a la pregunta de la consultante, y que han desembocado en que el momento presente sea como es.

Posición 2: Entorno
Esta carta nos muestra el ambiente que rodea a las circunstancias por las que pregunta la consultante. También puede referirnos a las personas relacionadas con la pregunta.

Posición 3: Factores predominantes
El mensaje del arcano que salga aquí no dará información sobre los elementos más importantes que intervienen de forma determinante en la cuestión planteada.

Posición 4: Presente
La carta que aparece en esta cuarta posición nos mostrará el momento actual que está viviendo la consultante con respecto a su pregunta. También nos puede indicar los motivos que la llevan a hacer la pregunta.

Posición 5: Obstáculos
Este arcano nos informa sobre los posibles obstáculos que la consultante puede encontrar en su camino. Indica también qué personas de su entorno pueden estar jugando en contra, o tan sólo en que pueda lograr la consecución de su pregunta.

Posición 6: Imprevistos
Aquí nos encontramos con todo aquello que escapa al control de la consultante. El destino actuando en la consulta.
Puede referirse tanto a situaciones como personas que repentinamente tendrán un papel clave en la resolución del conflicto de nuestra consultante.

Posición 7: Ayudas
La información que nos brinda la carta que aparece en esta posición será básica para saber a qué o a quienes se tiene que dirigir la consultante para obtener una intervención favorable a sus deseos.

Posición 8: Primera solución
Como hemos indicado al principio, esta tirada nos ofrece dos posibles caminos a elegir. En esta posición encontramos el primero de ellos.

Posición 9: Segunda solución
Aquí encontramos una alternativa distinta a la que vemos en la posición anterior.
Los dos arcanos han de ser considerados y contrastados con el que aparece en la posición siguiente.

Posición 10: Decisión final
El arcano que aparece en esta posición número 10, la cúspide de la pirámide, nos da la solución al problema. Corroborará una de las dos posibles soluciones que aparecían en las posiciones anteriores. Además nos brindará información sobre cómo debe afrontar la solución nuestra consultante.


lunes, 11 de abril de 2016

El Oráculo del I Ching: Superar el Egoismo



El mensaje de la semana a través del I CHING: Superar el Egoismo, la dispersión (59)

El trigrama superior simboliza el Viento, la Madera, lo suave, lo que penetra y disgrega. Es el centro del hemiciclo Yang.

El trigrama inferior representa el Agua, lo abismal, la dificultad, afrontar un peligro. Pone fin al hemiciclo Yin.

El viento sopla sobre el agua  y el arroyo se arriesga y se precipita sobre el barranco.



En la imagen vemos un acantilado en el que, en su borde, crece un árbol, anclado fuertemente al terreno.

Unas densas nubes cubren el paisaje, dejando al fondo los picos más altos de lo que parece ser una cordillera.

El agua de lo que puede ser el mar, se eleva hacia el cielo en forma de tornado; posiblemente el viento lo eleve y disperse en gotas de agua entre los cúmulos de nubes.

En los momentos de dispersión, cuando parece que todo nuestro horizonte se desdibuja, es justo cuando podemos remover los obstáculos, que antes, por rigidez, nos resultaba imposible.

La rigidez también la podemos llamar egoísmo. Es ese punto en el que nos encontramos cuando no queremos dar nuestro brazo a torcer, generalmente esperando a que sean otros los que lo hagan, cargando de tozudez y razonamientos imposibles nuestra postura, defendiéndola con uñas y dientes incluso sin razón.

Tratar de hacer las cosas con violencia o agresividad, sin duda alguna, empeorará las cosas. Lo mejor es resolver las situaciones con calma y suavidad, tratando de ponernos en los zapatos del otro para comprender así su postura, e incluso, con ese gesto relajado, tratar de ver desde otro punto de vista, menos pasional, nuestra propia actitud y comportamiento.

En el día a día las discusiones con otras personas e incluso nuestros propios bloqueos internos, hacen que nos separemos de nuestra propia esencia libre y confiada y eso hace que nos mostremos huraños, desconfiados y agresivos, tratando de mantener nuestro sitio.

La dispersión de la que nos habla este hexagrama nos invita a relajarnos, disolviendo ese estado mental rígido e inflexible y permitiéndonos recuperar la vuelta a nuestro flujo natural que nos permita volver a generar armonía en nuestras relaciones, ámbito laboral o social.

Eliminar la rigidez, como todo de lo que nos habla I Ching, requiere de tiempo y paciencia, ya que la impaciencia y la prisa también generan bloqueos e impiden que las cosas fluyan por donde tienen que ir.

lunes, 4 de abril de 2016

El Oráculo del I Ching: Tiempos Prósperos, la plenitud


El mensaje de la semana a través del I CHING: Tiempos Prósperos (55)

El trigrama superior simboliza el Trueno, el impulso perturbador, el que provoca el movimiento. La conmoción que inicia el hemiciclo Yang.

El trigrama inferior representa el Fuego, lo esclarecedor, la belleza, lo inteligente, lo comunicativo. Pone fin al hemiciclo Yang.

La luz del Trueno y el calor del Fuego suscitan la abundancia. 
Este hexagrama da inicio y fin al hemiciclo Yang destacando los resultados de la acción.




En la imagen vemos a una pareja de aves apoyadas en la rama de un árbol, delante de lo que puede ser un campo de cereales con las espigas ya desarrolladas y por su color anaranjado, parece que listas para recoger. 
Al fondo, unas montañas se elevan a lo lejos mientras vemos que entre ellas, vuelan unas aves. Tal vez se aproximen a estas tierras fértiles que se nos muestran en primer plano, mientras el sol, brilla en lo más alto.

Cuando el entorno nos es favorable, cuando disponemos de recursos, y tenemos abundancia a todos los niveles es muy fácil sentirse bien y pleno, pero de la abundancia que hablamos con este hexagrama  no tiene por qué ser necesariamente económica, en la que a su vez disfrutamos de un tiempo de buena salud, trabajo y tranquilidad. 

Hay otra abundancia, la que sentimos interiormente, cuando por ejemplo, después de la época de siembra, de luchar por  un proyecto o una idea con corazón y con todo nuestro empeño, nos llega el momento de recoger nuestra recompensa por el trabajo bien hecho. 
O cuando adquirimos conocimientos que nos hacen crecer y nos convierten en personas más sabias.

Este será, el tiempo de agradecer, compartir y disfrutar los logros cosechados.

Es el momento en el que nos encontramos en el punto más alto, como el sol cuando alcanza su cenit, pero tenemos que ser conscientes de que más tarde llegará la hora en el que el sol se esconda y nos muestre en su declive las sombras que lo acompañan. 

Será entonces cuando tendremos que adaptarnos al cambio que se nos presente, en silencio y con tranquilidad, aceptando que la naturaleza de todo es cambiante.

Tener un espíritu agradecido es muy valioso en tiempo de abundancia, porque nos hace poner en valor todo aquello por lo que hemos luchado sin caer en la vanidad de que somos más porque hemos conseguido más cosas. 

La vida es una rueda en constante movimiento, y a esos vaivenes son a los que tenemos que enfrentarnos con tranquilidad, paciencia y sabiduría, conscientes de que siempre se nos está ofreciendo una nueva oportunidad de caminar por sendas nuevas, aunque no nos atrevamos, aunque las rechacemos.