RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Vivir el Tarot

INTEGRAR LOS ARCANOS DEL TAROT

Los arcanos del Tarot, en cierto modo, son entes vivos cuya influencia puede transformar la vida de quien se aventure a convertirlos en sus aliados. Aunque en un principio su área de acción queda circunscrita al plano puramente psicológico del subconsciente, su influencia energética acabará ocupando un lugar en la vida de quien trabaje con ellos, manifestándose en el plano consciente y llegando a ayudar a modificar su realidad de manera cualitativa. Por ello, la persona en cuestión debe aprender a interactuar con dichos arcanos de forma que acaben formando parte de su psique.

En La Brújula Ancestral siempre hemos considerado que el comienzo ideal para un principiante en el estudio del Tarot es dejarse guiar por su subconsciente e intuición. Es decir, antes de empezar a leer y estudiar lo que otras personas piensan, creen o interpretan de cada arcano, el estudiante debería coger una libreta y un boli, coger un arcano del mazo y apuntar todas las cosas que le vengan a la cabeza.

No debe preocuparse si tienen sentido o no. Tan sólo tiene que relajarse y dejarse llevar por el gran poder de las imágenes. Todo lo que apunte en la libreta, son sus interpretaciones, sus significados. Son los cimientos sobre los que edificará su futuro como tarotista. Después de realizar el ejercicio que más abajo llamamos “acortar distancias”, ya podrá ponerse a buscar y estudiar el trabajo de otros teóricos y practicantes de este noble arte, pero siempre manteniendo en primer lugar, lo que cada arcano significa de acuerdo a su propia y particular visión.

En otro artículo de este blog ya hablamos de la capacidad visual que tenemos todos cuando somos niños, y de las infinitas posibilidades de asociación que surgen en nuestras mentes cuando aún no hemos recibido condicionamientos externos. La sociedad moderna mantiene alejados a los niños del Tarot, pero si se les permitiera acercarse con una mente abierta por nuestra parte, seguro que los resultados serían altamente sorprendentes.

Una de las formas más directas y sencillas de integrar los arcanos en nuestra mente es a través del contacto onírico, sea consciente o no. Alejandro Jodorowsky durante una temporada durmió con un arcano distinto debajo de la almohada cada día hasta completar los 78 arcanos del mazo de Tarot.

Arcanos Mayores del Tarot Rider Waite


ACORTAR DISTANCIAS

Para iniciar cualquier relación en la vida, uno de los primeros pasos que es conveniente dar es acortar las distancias. Cuando se trata de arcanos de Tarot, la mejor manera es conectar en su propio terreno, el reino del inconsciente.

Por esa razón, el momento idóneo para iniciar el trabajo con los símbolos arquetípicos del Tarot es mientras dormimos, ya que nuestra mente consciente no tiene ocasión de interferir o bloquear el proceso.

Para comenzar, cada noche antes de acostarnos, podemos encender una vela y una varilla de incienso, y mirar de manera relajada y pasiva uno de los veintidós arcanos mayores durante unos diez minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, colocaremos dicho arcano bajo la almohada y nos acostaremos. Lo último que debemos hacer antes de caer dormidos es visualizar el arcano seleccionado.

Cuando nos despertemos por la mañana, intentaremos recordar nuestros sueños y los apuntaremos en una libreta, especialmente dedicada a este menester, donde anotaremos también cómo nos sentimos y cualquier otro detalle que seamos capaces de recordar.

De esta forma, iniciaremos un diario onírico de nuestros encuentros mágicos con el Tarot. La información recopilada habrá surgido directamente desde el mundo arquetípico de nuestro propio subconsciente, por lo que sin duda, nos resultará de gran utilidad para ir integrando poco a poco en nuestra psique todo el poder y el conocimiento de los arcanos.


Entendemos que este paso no es necesario para empezar a “echar las cartas”, pero a medida que hagamos más y más tiradas, la información recopilada anteriormente nos será de grandísima utilidad, pues a la hora de la verdad, cuando tienes a otra persona delante (o al otro lado del teléfono), que te abre las puertas de su privacidad, por un lado se merece toda la profesionalidad del mundo, y por otro lado, no vas a tener la posibilidad de ir a consultar lo que pone en tal o cual libro. La información tiene que estar ya integrada en tu ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario