Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 5 de septiembre de 2016

El Oráculo del I Ching: La Adversidad



El mensaje de la semana a través del I CHING: El Oscurecimiento de la Luz (36)

El trigrama superior simboliza la Tierra, lo receptivo, flexible e intuitivo.

El trigrama inferior representa el Fuego, lo esclarecedor, inteligente y comunicativo.


El Oráculo del I Ching: El oscurecimiento de la luz


La imagen nos muestra perfectamente los elementos a los que los trigramas hacen referencia, puesto que aparece un hombre en lo que puede ser un atardecer, sentado en una roca echando tierra sobre un fuego, como si su jornada se acabara y estuviera extinguiendo la llama que le ha acompañado durante el día. Es como si estuviera poniendo punto y final a algo, bien porque se le ha acabado el tiempo o la paciencia o porque no es el momento adecuado para llevarlo a cabo.

Esta situación es lo que podemos denominar como estar pasando por una “etapa baja”. 

Pensamos que la luz es lo bueno y la oscuridad lo malo, pero ambas forman parte de un todo, como el Yin y el Yang, se complementan y se necesitan para poder existir.

Al igual que no estamos despiertos las 24 horas, porque resultaría agotador, incluso acabaría con nuestra existencia, hay momentos en la vida en los que tenemos que desconectar y descansar para adaptarnos al cambio de una etapa en la que todo ha sido claridad, a una nueva situación en la que las nieblas y penumbras no nos dejan siquiera vislumbrar el camino.

Ante esta circunstancia hay que ser flexible y reorientarse para poder hacer frente a las situaciones venideras.

Lo importante será que aprovechemos estas horas bajas para ser creativos, desarrollarnos  interiormente, mantener claras nuestras metas y ser fieles a nuestros ideales sin importarnos lo oscuras o estresantes que puedan ser esas fuerzas que nos rodean.

Actuar ahora con prisa no sólo va a hacer que no restauremos el equilibrio sino que además prolongará este período de dificultad.
Esta retirada, no tenemos que verla como un problema por el simple hecho de que no podamos cumplir con ciertos compromisos ni estar a la misma altura que otros, (personal, profesional o económicamente) si no que debemos verla como una oportunidad de tomarnos el tiempo necesario o incluso distanciarnos del entorno para tener una mejor perspectiva y buscar la dirección adecuada.

2 comentarios:

  1. Gracias. Todo tiene un tiempo y espacio perfectos; así es cuando me encuentro con usted (s), mi (s) amigo (s), que me dice (n) lo que necesito con la dosis exacta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ligia.
      ¡Qué agradable sorpresa!
      Muchas gracias por tus amables palabras y por la visita.
      Disfruta del día. :-)

      Eliminar