RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

miércoles, 29 de junio de 2016

Antropología: El Origen del Ser Humano

Mundo moderno y Sabiduría antigua. Parte 10

Reproducimos con una cierta dosis de sarcasmo involuntario las palabras de una luminaria de la Ciencia de principios del siglo XIX, el francés Georges Cuvier: “Hombres prehistóricos distintos físicamente de los hombres actuales no han existido nunca sobre la superficie de la Tierra”.
En su propio país, Francia, es donde se encontraron los restos fósiles del Hombre de Cro-Magnon (castellanizado como Cromañón). Y podemos ver sus restos y los de muchos otros en gran cantidad de museos por todo el mundo.

Cráneo del Hombre de Cromanón y del Neanderthal
Cráneo del Hombre de Cromanón y del Neanderthal


En el sánscrito Libro de Manu (siglo II antes de J.C.) se indica que el germen de la vida apareció en el agua a causa de la acción del calor. Luego se manifestó como un mineral, una planta, un insecto, un pez, un reptil, un mamífero y finalmente un hombre.
Otros libros brahmánicos nos dan el siguiente orden de las Encarnaciones de Vishnú: pez, tortuga, verraco, hombre-león, enano, hombre con un hacha, Rama y Krishna.
Parece hacer un cierto olor darwiniano en esa serie. El pez se convierte en reptil, luego el mamífero ocupa su lugar, apareciendo a continuación los primates gigantes y enanos.
El Gigantopithecus tenía una altura de unos cinco metros, en tanto que el Pithecanthopus era corto de talla.
El Cromañón, el “hombre con un hacha” es el verdadero progenitor del hombre moderno. Rama es una alegoría del hombre civilizado y Krishna representa la meta futura de nuestra especie: el hombre cósmico.
Estas ideas de los sabios indios se anticiparon unos cuantos miles de años a la teoría expuesta por Darwin.

Citamos ahora a Anaximandro, siglo VI antes de J.C.: “El antepasado del hombre es un pez: criaturas vivientes surgieron procedentes del agua”.
El poeta romano Lucrecio, siglo I, nos legó en su poema Sobre la Naturaleza, una buena descripción de la “supervivencia del más apto”.

Siendo sinceros no hay nada ofensivo en la teoría de la evolución: un proceso cósmico de crecimiento desde las formas inferiores de vida hasta las más complejas. De hecho esto encierra una promesa de un futuro aún más grande para la Humanidad.

Según la Antropología los monos antropoides aparecieron hace unos dos millones de años. No eran ni monos ni hombres, pero puede que hay esté el origen del hombre moderno, y de los simios también.
Los estudios de ADN comparado, han establecido que la diferencia entre el humano y el simio es tan sólo del uno por ciento. ¡Sólo un 1% diferencia a un mono de un hombre!

Si al período mencionado antes de dos millones de años, que podría representar el lapso de existencia humana sobre este planeta, lo equiparamos a la duración de un año, entonces el Australopithecus surgió en 1 de julio,  el  Pithecanthropus apareció el 14 de octubre, el hombre de Neanderthal en navidad, y el de Cromañón el 27 de diciembre.
Siguiendo con esta metáfora, hoy es 31 de diciembre, y este día ha tenido una duración de 5.500 años.
El hombre primitivo empezó a construir herramientas entre los meses de Julio y Septiembre. Pero tuvo que esperar hasta la segunda semana de Diciembre para descubrir… ¡el fuego!
Durante once meses el antepasado del hombre fue separándose poco a poco del reino animal, adoptando una postura erecta y desarrollando su cerebro.

Nuestro progenitor más cercano es el hombre de Cromañón. Medía en torno a 1,80 metros, era inteligente y bien parecido. Surgió hace unos 35.000 años durante el último período glacial y tuvo una existencia continuada hasta la aurora de la Historia, convirtiéndose en el padre del hombre moderno.
El Neandertal europeo no se le parecía. Medía sólo 1,65 metros, con cortos pero muy musculazos miembros, una amplia caja torácica, al estilo de la de Pavarotti, y pesaba unos 80 kilos. Tenía una frente pequeña, el término que mejor la describe es huidiza, ya que parece que huye hacia la parte posterior de la cabeza. Carecía casi de barbilla y se le puede considerar feo en comparación con el Cromañón.
Hubo una época en que ambos compartieron este planeta, pero el Cromañón, más inteligente, acabó eliminando al Neandertal, que era más fuerte. Hubo cruces ocasionales entre ambas razas creando un mestizo que estaba a medio camino entre la inteligencia del Cromañón y la fuerza bruta del Neandertal.

Si tenemos en cuenta que fueron necesarios centenares de miles de años para crear a partir de los primates al Neandertal, un ser rechoncho, sin frente ni barbilla y de nariz gruesa, ¿cómo pudo el Cromañón desarrollarse en tan sólo unos pocos miles de años?
Consideremos brevemente el retrato de un Cromañón: se vestía con pieles que cosía y bordaba, pintaba hermosas figuras en las rocas de las cuevas, tallaba huesos de mamuts y también llevaba calendarios de acuerdo con la observación de la Luna. Se cree que incluso tenían escuelas de arte.
¿No nos parece demasiado familiar?

Los yacimientos arqueológicos prehistóricos están llenos de vida y están reescribiendo el pasado cada dos por tres. Hallazgos como los de Atapuerca, en Burgos (España) abren las posibilidades a nuevos y prometedores descubrimientos sobre nuestras raíces.

Homo Antecessor de Atapuerca (Burgos)
Homo Antecessor de Atapuerca (Burgos)


Nuestro planeta ha sufrido períodos de glaciaciones de diversa duración. El último finalizó hace unos 12.000 años. Pero también hubo períodos interglaciares, y en uno de ellos estamos viviendo nosotros ahora.
Hace 150.000 años prevalecía un clima muy cálido, durante el cuál la civilización pudo perfectamente haber nacido, florecido y después muerto en una nueva oleada de hielo. El hombre de Cromañón puede haber sido un superviviente de esa época. Esta hipótesis teórica podría explicar su gran cerebro y amplia frente. Igualmente podía llevar en su herencia genética rasgos de otra raza más antigua, de la misma manera que nosotros portamos parte de sus genes.

Antes hemos hecho una comparación del tiempo de permanencia humana sobre la Tierra con un año. Llevemos esa comparación a un día, ese día que estamos viviendo ahora mismo y que decíamos que era el 31 de diciembre, y dividámoslo  en 12 horas, desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde (más o menos desde el amanecer hasta el atardecer).
Hoy a las 7 de la mañana descubrimos la aleación del bronce, la escritura y la rueda.
A las 8 empezamos a construir ciudades.
En torno a las 11 de la mañana aprender a fundir y forjar el hierro.
Sobre la 1 de la tarde nuestros ancestros griegos meditan, y con mucho acierto como estamos viendo, sobre la naturaleza del Universo, desde el átomo hasta el viaje espacial.
Es en torno a las 4.30 de la tarde cuando nos despertamos de la siesta que nos supuso la Edad Media, y empezamos a desarrollar la herencia científica que nos llegó de Grecia.
A las 5 de la tarde los grandes exploradores navegan por los océanos y descubren nuevos continentes y abren nuevas rutas comerciales.
Y ya a punto de ponerse el sol, rompemos un átomo creando las armas de destrucción masiva y volamos hasta la Luna.


Bibliografía:
La conexión cósmica - Carl Sagan
Alquimia - Titus Burckhardt
Astronaves en la Prehistoria – Peter Kolosimo
El Mago - John Fowles
El Gran Arte de La Alquimia - Jacques Sadoul
El Mensaje Oculto de La Esfinge - Colin Wilson
Enigmas Arqueológicos - Luc Burgin
Enigmas Sin Resolver – Iker Jiménez
La Arqueología Misteriosa - Michel Claude Touchard
Profeta del Pasado - Erich Von Daniken
Shambhala - Andrew Tomas
Stonehenge - Fernand Niel
Enigmas De La Historia - Taylor Jeremy
El retorno de los brujos – L. Pauwels y J. Bergier
Recuerdos del futuro - Erich von Daniken
Dioses, tumbas y sabios – C.W. Ceram

lunes, 20 de junio de 2016

El Oráculo el I Ching: La Evolución



El mensaje de la semana a través del I CHING: La Evolución (53)

El trigrama superior representa el Viento, lo sutil, lo penetrante y es el centro del hemiciclo Yang.

El trigrama inferior hace referencia a la Montaña, lo quieto, el descanso y lo perdurable.

La Montaña delimita y restringe el avance a través de ella. Completa el ciclo Yin Yang.



En la imagen tenemos al sol de la mañana, elevado, iluminando con toda su fuerza unas montañas llenas de vegetación y arbolado. En ellas, no hay un camino trazado, son pasos sinuosos y escarpados, pero en la cima nos espera un bosque, fresco y rico. Mucho tiempo ha sido necesario para que esos árboles nos den sombra. Nuestra recompensa a tan arduo camino.

Al igual que los árboles no salen por generación espontánea a los hombres nos ocurre lo mismo, necesitamos de mucho trabajo personal y perseverancia para adquirir habilidades, aplomo y madurez.

Toda nuestra vida es una progresión, crecemos, evolucionamos, y la única cosa que tenemos que tener clara es que no debemos parar. Aunque aparezca el desánimo, hay que dar pequeños pasos en el camino de la vida sin obsesionarnos hacia dónde vamos, tratando de recorrer o descubrir nuestro propio camino, poco a poco, disfrutando de cada paso.
El viento (multiplicado su efecto por el trigrama repetido) dispersa las nubes y permite ver con claridad el cielo. Lo oscuro (yin) rígido e inmóvil, si se subordina y se deja penetrar por lo yang, disolverá esa rigidez, y su oscuridad. 

En cualquier situación en la que nos encontremos, si tenemos una personalidad evolucionada (espiritualmente hablando) que se relaja y deja en manos de energías más elevadas a las dudas y las oscuridades, éstas se disiparán dando paso a la luz. Si no tratamos de imponer nuestra voluntad o deseos de manera brusca, y simplemente insistimos en nuestro objetivo, conseguiremos los efectos que deseamos de manera mucho más efectiva ya que la perseverancia ha dado muy buenos resultados a lo largo del tiempo.

Fluir con las circunstancias y el entorno, no apresurarnos por llegar a destino y disfrutar del camino, son unas buenas opciones para crecer, evolucionar y desarrollar una personalidad y unos sentimientos que impidan los dobleces o segundas intenciones.

miércoles, 15 de junio de 2016

El Arcano de la Justicia: En busca del Equilibrio



SIGNIFICADO ESOTÉRICO Y SIMBÓLICO DEL  ARCANO DE LA JUSTICIA

El Arcano Mayor del equilibrio. Nos referimos a la Justicia.

La Justicia en unos mazos aparece con el número VIII y en otros como el XI alternándose con el Arcano Mayor de la Fuerza.

Nosotros lo vamos a estudiar desde el punto de vista del Marsella aunque veamos otras representaciones de otras barajas.

El número 8 es el número del equilibrio, dos veces 4, la representación del infinito en  vertical. Es la justicia, el karma y el equilibrio de los opuestos.

En el Tarot de Marsella se la representa como a una mujer con corona lo que nos indica su poder, no sólo sobre la materia sino su fuerza intelectual.

Arcano de la Justicia del Tarot de Marsella
Arcano de la Justicia del Tarot de Marsella


En su mano derecha porta una espada en vertical, señalando hacia el cielo, con ella ni se defiende ni ataca, simplemente la sujeta como si de una plomada de obra se tratara confiando en su espíritu justo y ecuánime.

En la mano izquierda, el lado del corazón, porta la balanza ya que sin amor no puede haber justicia. Los platillos no están en equilibrio, uno está más bajo que otro. Al igual que Libra, el signo al que representa, no quiere decir que siempre esté equilibrada y en perfecto orden sino que su finalidad es buscar ese equilibrio.

Libra y la Justicia se relacionan por la armonía, la belleza y la verdad, más que por una precisión matemática del equilibrio.

Es la Justicia la que media entre las realidades de la espada y la balanza, mirando al frente sin poner atención a ninguna de ellas, ya que la visión en la que se apoya para tomar decisiones es la visión interior, la que no la puede dispersar a través de los sentidos.



En el Tarot de Rider-Waite aparece con el número XI mientras que a la Fuerza se le ha asignado el VIII.

Arcano de la Justicia del Tarot Rider Waite
Arcano de la Justicia del Tarot Rider Waite


La representación nos recuerda a la Sacerdotisa, delante de esas dos columnas de piedra conectadas por un telón. Se asemeja a un juez, con una simetría casi perfecta para conferirle ese carácter frío, ordenado y estático.

Podemos pensar que la Justicia es la solución a todos los problemas y generalmente se aplica mediante leyes. Pero no siempre las leyes son justas ya que no sólo el intelecto debe decidir lo justo o injusto, ya que nos perdemos muchos matices, es por eso que la Justicia debe tener en cuenta el amor, no un amor sentimental sino el AMOR con mayúsculas ya que él puede percibir la verdad que no alcanza a ver la razón.


Una muestra de ello lo tenemos en el Tarot de La Nueva Visión en el que aparece una escena detrás de la Justicia que nos recuerda a las dos mujeres que decían ante Salomón que el niño era de ellas. La decisión que tomó el sabio fue la de cortar al niño en dos partes con una espada y dar la mitad a cada una de las mujeres que decían ser madres del niño.

Arcano de la Justicia del Tarot de la Nueva Visión
Arcano de la Justicia del Tarot de la Nueva Visión


Gracias su sabiduría, Salomón decidió tomar una decisión inteligente y a la vez humana (es aquí donde entra el amor y la verdad) gracias a que una de las mujeres, la verdadera madre, dijo que no le partiera en dos, que prefería que se lo diera a la otra aunque fuera de ella. Salomón, decidió darle el niño a su madre.

Por eso decíamos que la justicia es algo que va más allá de las exactas matemáticas.


Por otro lado la iconografía cristiana atribuye en origen, los atributos de la espada y la balanza a San Miguel Arcángel, ya que hay representaciones posteriores en las que se sustituye la balanza por un escudo o incluso por una palma o unas cadenas para atar al diablo en el infierno.

Arcángel San Miguel con espada y balanza
Arcángel San Miguel con espada y balanza


Las distintas representaciones, tanto en el Tarot como fuera de él del equilibrio, la verdad y la justicia, siempre nos llevan a lo mismo, a la idea de sopesar, de evaluar las situaciones no sólo con la cabeza, sino también desde el punto de vista de nuestro “yo” interno, que muchas veces es el poseedor de la sabiduría que nuestros ojos no pueden ver debido a que las apariencias son sólo eso, apariencias. Por eso la Justicia no mira ni la espada ni la balanza, sino que aparece como ensimismada en  su propio mundo interior.

El Arcano de la Justicia no sólo nos habla de equilibrio, mesura y reflexión, sino que si es necesario, empleemos la espada para cortar con todo aquello que nos perjudica, nos daña y desestabiliza nuestra energía y nuestro espíritu.


lunes, 13 de junio de 2016

El Oráculo del I Ching: Lo suave

El mensaje de la semana a través del I CHING: Lo Suave (57)

En este caso los dos trigramas representan el Viento, lo sutil, lo penetrante.

La característica principal del viento es su persistencia y continuidad, es eso lo que le hace realmente poderoso.


En la imagen vemos a un hombre a caballo, bajo la sombra de unos árboles y frente a un prado verde y luminoso.
El viento agita los árboles y desprende algunas hojas que se desplazan delante del jinete, como si le indicaran el camino a seguir.
De forma voluntaria nos dejamos guiar de los vientos favorables.

El viento, al igual que lo hace el agua, provoca cambios cuyos resultados se perciben a largo plazo, como ocurre en  el caso de las dunas, o cómo el agua va tallando y dando forma a la roca gota a gota.

Este hexagrama nos habla de que este momento no es el adecuado para apresurarse, hacer grandes planes a futuro y tener prisa. Es todo lo contrario, nos dice que muchas veces, fluir con las situaciones en lugar de oponer resistencia es lo más indicado para conseguir lo que queremos y necesitamos.

La mayoría de las veces mantener un ritmo constante es mucho más enriquecedor que hacer un gran sprint, sobre todo si nuestro objetivo está alejado en tiempo y espacio.

Dosificar fuerzas, ir poco a poco ganando metros al camino es mejor opción que hacer un esfuerzo brutal en un momento determinado que nos dejará sin reservas para el resto del tiempo y aumentará nuestro pesimismo y decepción.

Una vez más, ser pacientes, tomar cierta distancia con los problemas u objetivos, hará no sólo que les veamos con más claridad sino que a su vez, apreciaremos nuestra posición con respecto a ellos.


Permanecer en las situaciones sin que ellas nos afecten es tarea harto complicada pero es necesario que nuestra mente adopte esa posición relajada, evitando tener un optimismo y confianza exagerados de nuestras capacidades o que nuestra mente se llene de dudas y miedos, ya que ambas situaciones sabotearán nuestro progreso.

jueves, 9 de junio de 2016

El Ocho de Copas: en busca de la verdad interior

SIGNIFICADO ESÓTERICO Y SIMBÓLICO DEL ARCANO DEL 8 DE COPAS

Hoy vamos a ver el Arcano Menor Ocho de Copas.


El ocho es un número que representa las fuerzas materiales concentradas para ayudar al hombre a conseguir sus aspiraciones. Es considerado el número de la justicia, el equilibrio y la rectitud.


En el Tarot de Rider Waite,  la imagen nos muestra un paisaje de rocas en el agua. La Luna muestra sus fases menguante y llena y hay un hombre que con la ayuda de su bastón consigue alcanzar tierra tras cruzar un paso de piedras sobre el agua.

El agua, las copas, los sentimientos, todo es lo mismo. El personaje abandona de espaldas como en esos cuadros de Friedrich, el paisajista romántico que situaba a sus personajes de espaldas a la escena para dar mayor fuerza y expresión a la obra.

Es esa postura de espaldas alejándose del primer plano lo que nos habla de introspección, alejamiento, separaciones, ir hacia lo desconocido, seguir nuestro instinto etc.

Se distancia sin que le importe lo que se diga de él, siguiendo su pulso interior. Parece ser una persona con una elevada confianza en sí misma y en sus posibilidades, ya que no parecen importarle los obstáculos a los que tendrá que hacer frente.

Se aleja, sí, pero dejando las ocho copas bien colocadas. Todo está en orden. Es como si abandonara la fiesta en el mejor momento.

El Ocho de Copas es un paso hacia el cambio. Lo que antes nos parecía perfecto ya no nos sirve y no me refiero en sentido material, sino espiritual puesto que algo que ya no nos llena ni nos hace felices sólo nos traerá frustración y pena si seguimos con ello. Todo está en orden, todo está igual que antes pero nosotros hemos cambiado y ese cambio interno genera un movimiento en el exterior.


Esta carta nos dice que ha llegado el momento de ser nosotros mismos, de tomar las riendas de nuestra vida y hacer nuestro propio camino. Confiar en nuestro instinto y empezar a cerrar puertas para que otras, tal vez arriesgadas, tal vez desconocidas, comiencen a abrirse.