Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 31 de agosto de 2015

El Oráculo del I Ching: El Temor, tiempos convulsos.



El mensaje de la semana a través del I CHING: El Temor, el trueno (51)

Los trigramas superior e inferior representa el Trueno, que significa la conmoción, lo impulsivo, lo perturbador, lo que provoca el movimiento.

Con Trueno arriba y Trueno abajo, la sucesión de movimientos espantos está garantizada, de ahí surge el miedo, pero el hecho de cambiar, moverse y avanzar, pueden conducir al crecimiento y la libertad.

Con el temblor que provoca el trueno, surge el temor en el hombre, y a través de ambos, pone en orden su vida.


El Oráculo del I Ching,(51) El temor, El trueno
 
La imagen nos muestra un paisaje montañoso con vegetación y rocas en la parte baja de las montañas, y un sendero de tierra por las que un hombre camina sirviéndose de la ayuda de un cayado.

Un volcán ha entrado en erupción y el hombre camina en dirección contraria, guiado por el miedo y el instinto de supervivencia.

Vamos a fijarnos en lo que el propio significado del hexagrama nos transmite.

El trueno, con su estruendosa sacudida no sólo nos asusta sino que nos despierta y nos pone en alerta sobre la situación.

El trueno también nos da luz, la luz que desprende cuando su silueta se traza en el cielo.

Ese resplandor es el que nos avisa de que no debemos quedarnos dormidos en nuestra propia comodidad, y a su vez nos dice que si el susto nos obliga a cerrar los ojos y a resguardarnos de la tormenta, no veremos el momento de claridad que nos ofrece para que observemos la vida y a nosotros mismos con otra perspectiva.

Trueno

Sólo si permanecemos atentos podremos ver la realidad tal cual es, obteniendo una visión más clara.

En esta situación, resulta evidente que lo que hasta la fecha nos había servido y nos dama sustento y confianza, se tambalea y nos avoca hacia una catástrofe inminente.

Al igual que en el volcán, antes de entrar en erupción, cambia la composición química de su superficie, la temperatura etc.., en nuestra vida, antes de los grandes cambios y sacudidas empiezan a aparecer tiempo antes, pequeñas grietas que pasamos por alto, o incluso no queremos ver, pero que son las señales de que nuestra zona de confort ya no nos sustenta y está empezando a desmoronarse para darnos la oportunidad de construir otra base con cimientos más sólidos que los anteriores,  adaptados a las necesidades que tenemos en ese momento.
Generalmente, ninguno queremos ver como nuestra vida se derrumba, y mucho menos coger escoba y paletón para recoger los escombros. Tampoco queremos hacer frente a las ilusiones rotas, los desengaños y las decepciones.

Pero aunque los momentos de crisis nos pongan en la cara nuestras debilidades y flaquezas, también nos sacan fuerzas que desconocíamos que teníamos.

Oponernos a las etapas de crisis y dar la espalda a la oportunidad de cambio que éstas nos ofrecen, nos lleva a su vez, a dar la espalda a una tremenda oportunidad para madurar.

Confiar en la situación y dejar que evolucione como le plazca es a su vez estimulante y revelador.

Yo lo comparo como cuando estás en el mar y ves venir una ola, no sabes la fuerza que trae pero te quedas ahí, quieto, esperando a ver qué pasa, humilde y sintiéndote poca cosa a medida que se acerca y de repente llega y te deslizas sobre su cresta, con cierto miedo pero también con emoción.

Te ha llevado a la orilla, ha sido tenso y vibrante, te sientes vivo y satisfecho porque has aprovechado el momento que te ha brindado la ola para sentirte vulnerable y más cercano a la realidad. Ahora, con esa experiencia, podrás abordar otras olas, sabiendo que todas serán distintas, pero que todas, al final, te darán la oportunidad de conocerlas y conocerte a ti mismo en momentos de tensión, crisis e incertidumbre, abriendo la puerta a un hombre/mujer renovado en el que hacer frente a las dificultades, le han hecho menos temeroso y más confiado en que los cambios que le disgustan le pueden traer también nuevas oportunidades y cosas buenas.

Nos vamos aproximando al cambio de ciclo que tiene lugar todos los años en el mes de Septiembre, por eso el I Ching, no vas poniendo en situación de que esta etapa está concluyendo y dentro de nada surgirá otra nueva en la que tendremos cambios y nuevas oportunidades para crecer y evolucionar.

miércoles, 26 de agosto de 2015

El Cuatro de Copas: Analiza cuidadosamente


SIGNIFICADO ESOTÉRICO Y SIMBÓLICO DEL  ARCANO DEL CUATRO DE COPAS



Hoy vamos a ver el Arcano Menor Cuatro de Copas.

El Cuatro de Copas, en el ámbito de la mitología simboliza a la diosa Psique, enamorada de Apolo, cuando la convencen sus amigas para que acerque una vela a la cara de su amado y así pueda verle el rostro, a pesar de que él la advirtió de que si lo hacía la abandonaría de inmediato.

Así que no hay que pensar mucho sobre lo que ocurrió; Apolo la abandonó en ese instante dejándola sumida en un profundo dolor.

La reflexión a la que nos invita este Arcano es a no hacer caso a extraños, sin antes pasar sus opiniones por el tamiz de nuestra conveniencia, así como el hecho de que conocer en profundidad a alguien o incluso a nosotros mismos puede ser duro y doloroso.

El Cuatro de Copas nos habla de un alma vieja que vuelve a este mundo para comprender el verdadero desarrollo de la mente, para lo que se ve obligada a pasar por muchas dificultades de tipo emocional que le llevarán a aislarse y a ser un poco insociable.

Los cuatros del Tarot nos llaman a dar forma a las cosas y el Cuatro de Copas, en concreto, nos revela la necesidad de aprender que toda relación implica riesgos y consecuencias.

Nos habla de la inmadurez emocional en parte debida a que no permanecemos en esa experiencia el tiempo necesario para su total comprensión y lo mismo nos sentimos tristes e insatisfechos que felices y pletóricos.
También nos habla de la necesidad de independencia, de silencio y de aislamiento, por lo que es posible que la persona al que le sale esta carta, se dedique a la enseñanza o tenga relación con temas espirituales.
Si la carta sale en posición desfavorable, nos advierte de la necesidad de analizar con sumo cuidado lo que ha sucedido y sucede, hacer una reflexión profunda del porqué de este momento de crisis actual, dónde estuvo el punto de partida y cómo se desarrollaron los hechos para comprender mejor el porqué de la situación.


En el Tarot de Rider Waite la imagen es un joven sentado bajo un árbol con postura meditativa y mirada dirigida al suelo.

Arcanos Menores, Cuatro de Copas


Parece que mira tres copas que están de pie sobre la hierba, o tal vez esté ensimismado concentrado en sus pensamientos sin mirar a ningún lado.

Los brazos los tiene cruzados sobre su pecho, en señal de aislamiento y negación como diciendo “no quiero nada de nadie, ni siquiera su opinión”.
De su lado derecho, el lado izquierdo de la imagen, aparece una nube como la que aparece en los Ases, representando la divinidad, de la que surge una mano que le ofrece un cáliz.

La interpretación que le doy a esta carta cuando aparece en positivo es que no estamos siendo conscientes de lo que Dios, el Destino, la Vida… nos ofrece, porque estamos regocijándonos en lo que salió mal y no vemos las nuevas oportunidades que se nos presentan.

El personaje no valora las tres copas que tiene frente a sí y no es consciente de que hay una mano amiga que le ofrece una cuarta copa. Sólo queda por ver si debemos cuidar las tres que ya tenemos o aceptar esa última que nos ofrecen.

Si la posición que ocupa es desfavorable, nos advierte del peligro de aceptar de extraños, consejos, proposiciones etc., sin antes valorar lo que tenemos nosotros actualmente en nuestras manos.

Es decir, cuidado con la cuarta copa que te ofrecen, antes de aceptarla no debes perder de vista la idea de lo que tienes (en este caso las tres copas que están ante sí) ya que no necesariamente son mejores las ofertas, o las opiniones o decisiones que puedan tomar otros por ti de la que puedes elegir tú mismo.

El Cuatro de Copas es el paso siguiente a los otros Arcanos Menores de Copas que hemos visto.

Con el Dos decidimos y cooperamos, con el Tres disfrutamos de la vida en todo su esplendor, y el Cuatro nos invita a reflexionar sobre los pasos que hemos dado y los que tendremos que dar para avanzar hasta el siguiente estadio evolutivo de la vida y del Tarot.

lunes, 24 de agosto de 2015

El Oráculo del I Ching: La Dificultad Inicial



El mensaje de la semana a través del I CHING: La Dificultad Inicial (3)


El trigrama superior representa el Agua, lo peligroso, la luna, los obstáculos.

El trigrama inferior representa el Trueno, brotar, el movimiento.
Este hexagrama describe momentos caóticos, la sensación de hacer avances hacia lo peligroso. También representa el parto o el brotar de una planta de la tierra.


Oráculo el I Ching (3) La Dificulatd Inicial


En la imagen vemos un volcán justo en el momento en el que está entrando en erupción.

El agua y el trueno llevan en su interior la solución al obstáculo que generan, la lluvia, que calmará las tensiones una vez ha estallado la tormenta y refrescará la situación para que todo vuelva a su estado inicial aunque no en el mismo orden.

Esto quiere decirnos que el orden ya está presente en desorden que se inicia.

Este caos aparente es una sacudida necesaria para que surja un nuevo principio.

Cuando nos acostumbramos a diferentes aspectos de nuestra existencia, llegan cambios dramáticos porque tenemos que desprendernos de las situaciones que ya han sido superadas y no nos aportan nada.

No podemos estar siempre en párvulos, la vida exige que sepamos adaptarnos a las situaciones difíciles y así nos fortalezcamos con los cambios y los “golpes”.

A pesar de que nos podamos sentir indefensos y vulnerables no debemos permitir que el miedo nos paralice.

Todo lo que aparentemente nos daba seguridad y confianza parece tambalearse y hace que pongamos en duda la estabilidad aparente con la que contábamos.

Parece que hemos perdido el rumbo, no sabemos qué dirección tomar y nos sentimos perdidos, pero es el momento de desechar lo viejo para dar paso a lo nuevo.

Es entonces cuando intentar buscar una lógica a lo que ocurre resulta improductivo pudiéndonos llevar de vuelta a la situación de la que venimos, por eso es mejor dar pasitos cortos y empezar a ver el nuevo paisaje que nos rodea.

La montaña que llevamos viendo desde niños ha entrado en erupción, nadie lo esperaba, parecía dormida, pero desde siempre, en su interior aparentemente estático portaba el cambio.

Ahora el paisaje es diferente, las cosas han cambiado y lo mejor es adaptar nuestra mirada para obtener una nueva perspectiva de lo que nos rodea y así sacar lo positivo que nos trae la nueva situación.

Paciencia, perseverancia y espíritu de aventura son necesarios en esta etapa que comienza, pero con cuidado y atención dónde pisamos, no corramos riesgos ni pongamos en peligro a nadie porque no conocemos el nuevo terreno.

Si el cambio se ha producido ahora es porque estamos preparados para ello, aunque todavía no seamos conscientes de ello y simplemente nos quedemos paralizados pensando en lo que hemos perdido en lugar de ver la oportunidad que se nos da para crecer a nivel personal y espiritual.

Pensemos que somos mariposas, dentro del capullo se está muy bien, calentito y seguro, pero no podríamos vivir el resto de nuestra existencia así porque nos quedaríamos en oruga y no sabríamos lo hermosas que pueden ser nuestras alas.

Puede que la metamorfosis o el cambio cuesten pero seguro que merecerá la pena.

viernes, 21 de agosto de 2015

El Mazo de "Jugando con los Ángeles"



Hoy vamos a ver lo que podemos llamar un mazo, porque son cartas, pero no se trata de un Tarot, estamos hablando de las cartas de Ángeles y Consejos que aparecen en “Jugando con los Ángeles.

Hace tiempo que tengo estas cartas y lo utilizo como consejo; cojo el mazo de los textos en el que indican un mensaje, barajo y extraigo una carta y hago lo mismo con el mazo en el que vienen los ángeles que te otorgan una cualidad o un don y así obtienes por ejemplo esta respuesta:

Jugando con los Ängeles ejemplo


No quiero empezar a desarrollar la entrada sobre este mazo sin comentar una anécdota, cuanto menos curiosa, que me ocurrió hará aproximadamente un año en la consulta del médico de familia del ambulatorio.

Iba acompañando a un familiar para una consulta mensual y me llamó la atención que la doctora tenía en la mesa algo que otras veces no había visto, pero que me sonaba, pensé que era un calendario, y mi mente curiosa me llevó a pedir permiso para ver si podía echar un vistazo a eso que me llamaba la atención.
La doctora muy amable me dijo sonriendo “claro que puedes, lo he puesto ahí hace más de quince días y todo el mundo lo coge” “lo hago para que el paciente se relaje un poco entre la exploración y el diagnóstico y juegue con ellas; es una manera de distraer de la preocupación”

¡Me pareció una idea estupenda! y así se lo hice saber.

Todo lo que sea mitigar la tensión y la ansiedad es bienvenido y posturas como la de esta doctora son loables y a la vez valientes, ya que el sistema les pide que trabajen como robots perdiendo humanidad y cercanía.


Nos vamos a centrar en el mazo en el que aparecen los ángeles y vamos a ver sus diferentes grupos.

Hay cinco grupos:

Ángeles de Luz y Gracia Divina
Ángeles de Fuego
Ángeles de Aire
Ángeles de Tierra
Ángeles de Agua



Ángeles de Luz y Gracia Divina

Jugando con los Ángeles,  Arcángeles


Son cuatro cartas cuyos ángeles son de color blanco y se corresponden con la vibración de luz más elevada y hacen referencia a los Arcángeles Uriel, Gabriel, Rafael y Miguel y nos aportan las cualidades de dichos Arcángeles para que sanemos cualquiera de las áreas de nuestra vida que estén necesitando ayuda.

En la parte inferior derecha se representa lo que parece una flor con forma de estrella de cinco puntas en representación del hombre  de la que emana una luz muy brillante.



Ángeles de Fuego

Jugando con los Ángeles, Fuego


Los ángeles son de color rojo anaranjado y nos indican que debemos pasar a la acción, ha llegado el momento de ponerse en marcha.

En la parte inferior derecha hay una lámpara de aceite de la que sale una llama que nos anima a entrar en acción.



Ángeles de Aire

Jugando con los Ángeles, Aire


Son de color amarillo y en la parte inferior derecha se representa una campana que simboliza el aire y es la encargada de aligerar las cargas de nuestros pensamientos, eliminando nuestros fantasmas con su sonido vibrante y desconocido, como el de las esferas del cosmos, un sonido nuevo que nos traerá cambios y alegría.
El aire se relaciona con la parte mental.


 
Ángeles de Tierra

Jugando con los Ángeles, Tierra


Los ángeles de tierra son de color verde como la Naturaleza y la representan con un cesto de frutas frescas..
Nos indican que ha llegado el momento de sembrar para posteriormente recoger los frutos.

La tierra es el lugar donde crece todo y así, si nos aparece un ángel de tierra nos está diciendo que es el momento de trabajar por nuestros sueños y deseos que ya se encargan ellos de hacernos conscientes de que tenemos la energía para hacerlo.

Los ángeles de tierra nos hablan de cuidar y sanar la parte física.



Ángeles de Agua

Jugando con los Ángeles, Agua


Son los ángeles de color violeta y son los que nos hablan de poner en orden nuestros afectos.

Se representa una copa de la que brota agua, el agua que nos da la vida, nos alimenta y nos hace renacer.

Nos indica que hagamos caso a la intuición y nos aconseja cerrar los ojos y sentir nuestro cuerpo y nuestras emociones para ver cómo podemos curar viejas heridas emocionales que nos afectan física y psíquicamente.


Hay personas que lo guardan en su mesita de noche y nada más levantarse de la cama saca dos cartas para ver qué mensaje tienen los ángeles para ese día.

Sea como sea y lo utilicemos de la manera que nuestra intuición nos de a entender, es bueno no perder de vista la idea de que tal vez, y digo tal vez para los escépticos no por falta de convencimiento propio, estemos rodeados de energías superiores y más elevadas que nosotros que nos ayudan y protegen día a día en nuestra existencia.